¿Merece la pena poner placas solares?

Toda la verdad sobre la instalación de placas solares

El incremento del precio de la luz es una realidad y ha hecho que cada vez más personas se planteen poner placas solares en sus hogares. Pero todos tenemos la misma duda… ¿Realmente merece la pena poner placas solares? ¿Es una buena inversión?

La energía solar como alternativa

Ya sabes como funciona la energía solar, pero vamos a refrescarlo brevemente.  Las placas solares instaladas en una vivienda recogen la energía del sol que se transforma en energía eléctrica para el hogar. De este modo, podemos ahorrar considerablemente al cocinar, ducharnos o poner la lavadora.

Además, no hay peligro alguno de quedarse sin luz en los días nublados o por cualquier otra razón circunstancial. Los hogares que apuestan por la energía solar como alternativa también están conectados a la red con una tarifa ajustada a su autoconsumo. Es decir, cuando hay energía producida por las placas solares consumen esta energía y cuando no hay por el motivo que sea (está nublado, es de noche…) consumen energía de la red.

¿Excedente o baterías?

Algo que mucha gente desconoce sobre las instalaciones fotovoltaicas es que no usamos toda la energía que producimos. De hecho, la mayoría de la energía producida por nuestras placas solares va a parar a la red. Toda la energía que se produce y no se consume al momento, se desvía a la red y recibimos una pequeña compensación por ella. El problema está en que nosotros pagamos la luz a unos 43 céntimos por kWh y la vendemos a una media de 6 céntimos por kWh.

Esto hace que toda la energía que consumimos de noche o en momentos de poca luz solar la paguemos a un precio 7 veces mayor que la que nosotros producimos y «vendemos» a la red. Es por esta razón que cada vez más personas se están planteando poner baterías. Pero, ¿vale la pena poner baterías?

Pues la verdad es que depende. El coste de poner una batería es todavía muy elevado y a diferencia de las placas solares requiere de un mantenimiento más asiduo. Por otro lado, va a hacer que ahorremos mucho más en nuestra factura de la luz.

Así pues, si solo quieres una instalación que rebaje un poco tu factura de la luz sin tener que preocuparte más, tu mejor opción es una instalación sin batería. Pero si quieres notar un ahorro mucho más elevado o tu consumo es mayoritariamente en horas nocturnas, luego te recomiendo que consideres una instalación con batería (aunque debes tener en cuenta que puede que el coste de la instalación se dispare).

¿Cuánto cuesta poner placas solares?

Pues obviamente, depende. Aunque no te preocupes que en este apartado te daré unas cifras generales para que puedas ubicarte. Pero ten en cuenta que el coste final dependerá de tu consumo, si pones batería o no, la calidad de las placas que elijas, la compañía que contrates…

La instalación fotovoltaica para una vivienda media española ronda entre los 5.000 y 8.000€.

Por otro lado, las instalaciones con batería rondan entre los 8.000 y 12.000€. Aunque de nuevo quiero destacar que esto puede variar dependiendo las necesidades de cada vivienda.

Subvenciones

Durante los últimos años el gobierno español ha puesto bastante empeño en promover la energía renovable, promoviendo en gran medida la instalación de placas solares en los hogares españoles.

Para apoyar el autoconsumo solar, existen diferentes tipos de subvenciones:

  • Bonificaciones del IBI: los ayuntamientos establecen bonificaciones en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, generalmente de un 50%.
  • Bonificaciones del ICIO: el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras se puede llegar a bonificar al 95%.
  • Deducciones del IRPF: dependiendo de la comunidad autónoma donde se realiza la instalación, puede ascender hasta un 20%.
  • Ayudas autonómicas: estas ayudas dependen de las CCAA, pero hay que tener en cuenta que el dinero es limitado y, por lo tanto, puede que sea concedida, pero que no se pague por falta de presupuesto.
  • Ayudas estatales: estas ayudas son limitadas, se otorgan según orden de llegada y si se agotan, no hay derecho a volver a solicitarlas. En el caso de instalaciones comunes, los importes serán de 600 euros por cada kWp de la instalación y 490 euros por kWh en la batería. Si la instalación es superior en potencia de 10 kWp, las ayudas serán de 450 euros y 300 euros por kWp.

En definitiva, existen una gran cantidad de ayudas y subvenciones para promover las instalaciones fotovoltaicas. Estas hacen que el precio de la instalación se vea disminuido y permite recuperar la inversión mucho antes de lo esperado. De hecho, se puede llegar a subvencionar hasta un 40% de la instalación. Lo bueno es que la mayoría de empresas ya se encargan de tramitar las subvenciones por ti.

¿Poner placas solares es una buena inversión?

La respuesta corta es: probablemente sí. Cuando mayor sea tu factura de la luz, más rentable te será poner placas solares.

Teniendo en cuenta que el gasto anual en luz medio ronda los 700€ y que con una inversión cercana a los 3.500€ (precio una vez deducido las subvenciones y ayudas gubernamentales) tienes una instalación que genera un ahorro cercano al 35% de la factura de la luz, estamos hablando de un ahorro anual de 245€. En este caso se recuperaría la inversión en unos 15 años (muy lejos de los 7-8 años de los que hablan la mayoría de empresas).

Teniendo en cuenta que la vida útil de una instalación fotovoltaica ronda los 30-35 años (en muchos casos con garantías de 25 años), a la larga termina por ser una buena inversión. Pero claro, no esperes las rentabilidades anunciadas por las grandes compañías eléctricas (las mismas que pretenden venderte las placas solares…).

Aunque cabe destacar que la inversión puede mejorar en gran medida dependiendo de las subvenciones que te concedan. Es decir, cuantas más subvenciones y ayudas recibas, más rentable te será la instalación (llegando a poder amortizarla en tan solo 6 o 7 años en el mejor de los casos). Aun y así, en este artículo he preferido ser conservador y mostrarte la realidad de la mayoría de hogares y no solo el mejor de los casos (ese mismo que van a mostrarte las compañías eléctricas encargadas de venderte las placas solares).

En el caso de las instalaciones con batería, la cosa es bastante pareja, es decir, el precio de la instalación se duplica pero con ella también lo hace el ahorro, por lo que se compensa la inversión inicial con un mayor ahorro a lo largo de la vida útil de la instalación. Aún y así, también cabe destacar que el mantenimiento va a ser mayor (las baterías se estropean más a menudo que las placas).

Otro factor a tener en cuenta es tu consumo anual de luz. Cuanto mayor sea este, más rentable tiende a ser la instalación de placas solares. Es decir, alguien que consume mucha luz suele recuperar antes la inversión que alguien que consume muy poquito. Aunque ambas personas van a recuperar la inversión.

Dicho esto, quiero destacar que los beneficios de poner placas solares no son solo económicos, sino también medioambientales (poner placas solares reduce la expulsión de gases de efecto invernadero). Al fin y al cabo no solo debes ver esto como una inversión (que lo es) sino también como la forma de aportar tu granito de arena a mejorar este mundo (y tu casa, la cual puede llegar a revalorizarse ligeramente, haciéndola más atractiva para potenciales compradores).

Paso a paso para poner placas solares

Si finalmente te decides por poner placas solares, a continuación encontrarás una mini-guía sobre todo lo que debes hacer:

  1. Pedir presupuestos: entra en internet y pide 4 o 5 presupuestos de distintas compañías. Rellena los formularios con los datos de tu casa y espera a recibir sus propuestas.
  2. Revisa los presupuestos: una vez tengas todos los presupuestos revísalos individualmente, haz tus propios cálculos y elige el que mejor te encaje. Algunas preguntas a hacerte son: ¿cuánta energía va a generar mi instalación fotovoltaica? ¿Cuánto voy a ahorrar al mes en luz? ¿Cuánto me cuesta toda la instalación? ¿Cuántos años de garantía tienen las placas solares que quieren instalarme? ¿Merece la pena poner una batería?…
  3. Escoge el mejor presupuesto: elige la compañía que mejores condiciones te ofrezca y asegúrate de que pidan todas las subvenciones que correspondan. Ponte en contacto con ellos y tira adelante con su propuesta.

Es un proceso muy simple, pero debes parar especial atención al segundo paso. Dedica un par de tardes a informarte sobre todo lo que debes saber sobre las placas solares (ve investigando a medida que te vayan surgiendo dudas) y asegúrate de revisar los puntos más importantes de cada presupuesto (precio total, años de garantía, potencia de la instalación…).

Y recuerda, es importante saber donde te estás metiendo, pero sin necesidad de convertirse en un experto en placas solares. Investiga lo más importante y no te vayas por las ramas y detalles.

Conclusión

En definitiva, cuanto mayor sea tu consumo energético, más rentable te será poner placas solares. Y si tu consumo es realmente elevado, probablemente te salga más a cuenta poner una instalación con batería (sobre todo si tu consumo es nocturno).

En cualquier caso, poner placas solares suele ser una buena idea (vas a recuperar tu dinero y a la larga vas a ahorrar más de lo que has invertido) pero no esperes hacerte rico con ello ni rentabilidades cercanas al 15% anual, tal y como anuncian las compañías eléctricas con sus promesas de recuperar la inversión en tan solo 7 años… cuando la verdad es que si haces las cuentas y tienes un consumo medio, no te van a salir los números por ningún lado.

Si quieres poner placas solares hazlo porque quieres ahorrar en tu factura de la luz (aunque no sea un ahorro desorbitado) a la vez que ayudas a reducir la contaminación derivada del consumo de esta, apostando por la energía renovable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ESEspañol

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Más información

El sitio web www.alexsoler.net utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies.

Cerrar